¿Dónde intravenimos?

Como comentamos en la última sesión, la realización en sí que planteo realmente podría llevarse a cabo prácticamente en cualquier lugar y de ahí la duda que plantea el titular de ésta publicación. Qué criterio podría parametrizar el emplazamiento de esta performance.

Tras darle muchas vueltas, si esta ejecución se llevase al rigor de una ejecución real estoy convencido que sus limitaciones constructivas realmente no son nada estrictas ni restrictivas por lo que he optado por darle un nuevo enfoque mucho más relacionado con la faceta del disfrute.

En primer lugar, el flujo principal con el que busca la interacción la escultura es la erosión. Es evidente que la apreciación en el tiempo de la evolución seria mucho más rica y disfrutable donde surgen puntas de erosión.

/Users/albavilchezjuan/Documents/Drawing4.dwg

Como os muestro en este mapa obtenido de terrasit, estas son las puntas de erosión de la zona de estudio. Aunque se intuya rojo es la máxima intensidad y en verde la mínima, con el mapa debajo podemos detectar con facilidad dos focos cercanos a la costa. En el foco de la zona de “Cabo de las huertas” apreciamos la diferencia de intensidad con el resto de la costa.

Otra variable muy importante podríamos determinar que es la propia morfología del terreno. /Users/albavilchezjuan/Documents/Drawing4.dwg

Para potenciar esta variable que mencionábamos del disfrute, la introducción de ésta en el mar la doy por supuesta por lo que partiendo de esta premisa, dicha introducción debe ser lo más cómoda posible.  Es decir, cuando la comunidad se meta en el mar con la arcilla a realizar la intravención, no les debe cubrir más del pecho para su confort durante la actuación. Por ello una fisiografía plana sería la que más zonas de este tipo facilita. Como vemos en el mapa nuevamente el Cabo de las Huertas ofrece muchas posibilidades.

Como aporte a este estudio la litografía también es capaz de aportar mucho a la visión que buscamos. Quiero resaltar en este punto que con esta performance transmitimos un mensaje no solo a la comunidad que lo realiza sino a todo el que pudiera disfrutarlo en una hipotética visita. No es que busque transcendentalismos a través de esta obra, me quedaría con conceptos como el draping o el poder de una comunidad coordinada. Para visualizar mejor este primero, la rugosidad del terreno facilita enormemente esta tarea. Es decir drapear un plano no es lo mismo que drapear una botella, lo mismo plantea el terreno.

/Users/albavilchezjuan/Documents/Drawing4.dwg

En el estudio que muestra este mapa, vemos que la composición del terreno que nos interesa está compuesto principalmente por calcarenitas, una composición perfecta para que suceda estos pequeños accidentes geográficos que volumetricen el draping.

Lo que os muestro a continuación es una unión de todas las variables que llevamos recopiladas. Cuanto más expongamos la intravención a las zonas rojas mayor será el disfrute a través de los flujos. Por otro lado las linea negra discontinua limita la zona de confort para que la comunidad ejecute la intravención.  Por último estos focos lo que señalan es la unión de las zonas de elevada erosión con la presencia del mar.

acetatose-4

Por tanto estos cuatro puntos lo único que muestran es las zonas donde desde el criterio aplicado sería más disfrutable la intravención.