Árbol a medida

DISFRUTE DEL MEDIO CAMBIANTE DE LA COSTA

Una vez realizado el trabajo de la semana pasada me dispongo a completarlo.En primer lugar, respondiendo al enunciado propuesto, con estos arboles de algodón y la interactuación de los flujos del lugar con éste, permiten la creación de nuevas estructuras cambiantes de sal. Tras los nuevos experimentos, he añadido una variable disfrutable al proyecto, el color. Hasta el momento las estructuras de esta intravención eran blancas, puesto que trabajaba con el algodón en su estado más natural, y ahora planteo la posibilidad de que el árbol se convierta también en un medio de disfrute, un lienzo en blanco al que la sociedad le dará color. De esta forma, la intravención no solo es capaz de crear un espacio disfrutable a partir de los flujos de la propia costa, sino que también reflejará la sociedad ya que la hace participe de su creación y mantenimiento.

1

2

PATRONES GENERALES DE LA INTRAVENCIÓN

Como base de la intravención, todo trabajo y decisión viene dada por unos “experimentos” realizado anteriormente englobados en el repertorio. Todos estos experimentos me han llevado a la creación de diferentes patrones generales, limitando el diseño para que se defina en totalidad una vez se vaya a insertar en el el terreno . Para explicar estos patrones generales, he diferenciado 4 bloques, la sección de la cuerda, la base, el tronco y las ramas.

En primer lugar, comenzaré por la sección de la propia cuerda con la que vamos a trabajar. Para definir esta sección y las medidas más óptimas para la cristalización de sal he realizado unas pruebas de absorción, comprobando que estructura era las adecuada. Como os muestro en el siguiente video, he optado por probar materiales que ya me habían dado muy buenos resultados en el estudio que hice en cuanto a diferentes materiales, el algodón en tiras anudado, el algodón en malla, y la esponja semi-artificial.

 

 

Como resultado a estos experimentos, elijo la sección a base deun núcleo de acero, recubierto de de algodón y una mala exterior de algodón trenzada. Tras probar con varios tamaños de sección, mi decisión en cuanto a la intravención es una sección de 10 cm de diámetro. Por otro lado he realizado un experimento tanto de absorción como de cristalización de dicha sección a escala 1:1.

11x

Con este experimento compruebo que segun la orientación de la sección, se cristalizará más por unas zonas que otras. En el siguiente dibujo, el segundo, muestro las distintas zonas de cristalización que se crean en la propia sección. Por un lado la zona roja es aquella que se ve directamente afectada por los rayos solares por lo que su cristalización es elevada. La zona amarilla se trata de una zona que aunque no esté en contacto con los rayos solares directamente, el agua que contiene se evapora pero más lentamente que la zona roja. Por último la zona marcada en color azul es aquella zona en la que no se a producido el efecto de la evaporación del agua por lo que es una zona que siempre estará húmeda y su cristalización de ralentiza hasta en 3 veces. Esta zona seria la zona más óptima para la colocación de aquellos hilos de inferior radio para crear estalactitas de sal con el agua que se acumula.

10
9

El siguiente bloque abarca todos aquellos aspectos que están relacionados con el tronco del árbol. En primer lugar, el primer patrón surge de la geometría que sigue el lugar escogido. He identificado 4 casos posibles con sus respectivas soluciones. Al igual sucede con la altura del paramento vertical de la que dispone el lugar, que este delimita la forma final del tronco, definiendo así la esbeltez de la propia intravención.

4
5

Otro de los factores de gran importancia, es el trenzado del propio tronco. El anclaje de éste define, o la forma de surgir del terreno está pensada de tal forma que se creen huecos accesibles para un humano, pudiendo atravesar la intravención en su totalidad.Para la realización de este trenzado y que éste sea lo más técnico posible, he propuesto una subestructura de acero. Esta estructura esta planteada únicamente para la creación de dicho trenzado, que puede se “in situ” o no.

7
6

Esta forma de creación me lleva directamente a la forma de partida, por lo que el siguiente bloque que voy a abarcar es el de la base. Éste parte de la idea de crear un anclaje lo mas circular posible, simulando el comportamiento de un árbol real, por eso parto de la estrella cartesiana de 8 puntas. Este diseño lo he escogido porque estos 8 puntos abarcan todos los puntos cardinales pudiendo observar la cristalización de la sal y la orientación más óptima.

17-estrella-tartesica-2

Como la semana pasada propuse, mi intravención sigue un patron de trenzado fractal, por lo que el patron general parte de la idea de un núcleo trenzado de algodón, con una envolvente de diferente trenzado. Propongo tres tipos diferentes de trenzado que os muestro en las siguientes imágenes. En la siguiente imagen también muestro el dibujo en planta del patron general de trenzados. Este se ve limitado por dos medidas, por un lado 1,5 m es la distancia mínima para permitir el paso entre ellos, y la distancia que disponemos en el propio lugar, d1.

12

Para obtener patrones generales, tenemos que suponer todos los casos que pueden tener lugar para así definir con más precisión la forma de anclaje del tronco. Por un lado estudio la distancia mínima que puede tener el anclaje de la envolvente del tronco, suponiendo que la sección de la cuerda es de 10 cm.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

El patron de las ramas se genera a partir de las posibilidades del propio lugar, por esto como patron determino un porcentaje de zona de actuación sumergida ocasionalmente y otra zona seca, en la que se planteará el diseño de las ramas según dichas oportunidades, siendo más favorable el que más superficie sumergida tiene.

15

 

PATRONES ESPECÍFICOS EN EL CABO DE LAS HUERTAS 

Una vez obtenidos los patrones generales, me dispongo a aplicarlos a un lugar determinado, el lugar escogido es el Cabo de las Huertas, lugar idóneo por su cantidad de elementos rocosos, tanto en vertical como en horizontal, y por su orientación permitiendo aprovechar la mayor cantidad de luz solar.

0-copia

1a

Una vez escogida la zona más optima tanto por su composición como por la calidad de luz solar que recibe, me dispongo a concretar el lugar exacto de la intravención para así ir obteniendo la forma final del árbol para dicho lugar. En la Cala de la Palmera encuentro un pequeño acantilado, de una altura de unos 5 metros de altura en vertical aproximadamente, que me puede servir como soporte vertical para el tronco del árbol de sal. El pequeño acantilado dispone de una geometría peculiar, creando en sesión una curva cóncava que sería uno de los variantes formales que permite la intravención, creando en este lugar un tronco diferente al que se podría crear en un acantilado de sección ortogonal.

1-copia

3a

Este factor como vemos en la imagen anterior es fundamental para definir la forma del tronco, adaptándose siempre a la forma del lugar, en este caso la dirección que seguirá el tronco es la de la primera imagen. Una vez definida la forma genérica, me dispongo a  medir esa sección para hacer más específica la forma.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

19

Una vez definida la dirección y altura del árbol, me dispongo a determinar su geometría en planta, segun la forma del lugar. Partiendo de la distancia de superficie horizontal sumergida ocasionalmente, 6 m definimos la forma de la intravención en planta.

2a

18

12

Como siguiente paso, planteo la definición geométrica de las ramas del árbol de algodón. Identifico un área de trabajo repartida 50% zona sumergida 50% zona seca. Para mejor entendimiento de la intravención he utilizado el terreno base, a escala realizado la semana anterior, para seguir y representarlos en éste. De esta forma la primera forma planteada como expansión de la cuerda, o ramas, la muetro en la segunda imagen.

4a

20

Haga click para ver el pase de diapositivas.