CONFORT.

Esta semana me propongo profundizar más en los temas que proponía la semana pasada. Sigo con el fin de encontrar una forma de usar los tejidos para aclimatar la cueva, es decir, aprovechar al máximo las condiciones climáticas que en ese espacio se dan para conseguir un lugar apacible y resguardado donde se esté en un confort estable a lo largo del día y de los meses.

sfrhxdPara empezar investigo qué tipo de telas, costuras e hilos debo usar. Busco materiales y técnicas resistentes y que se adapten al uso previsto. Para ello me dirijo a una experta, Lucía y su hija de 6 años, Alba, ambas despachan en una tienda de tejidos de San Vicente. Tras explicarles lo que necesito: 2 tejidos lo más resistentes e impermeables posibles uno de color claro (material2) y otro de color oscuro (material1), para esas características que pido, me recomiendan la loneta, un tejido derivado de la tela de los toldos, totalmente impermeable e hiper resistente, pero es un derivado, por lo que no cuenta al 100% con esas características, pese a funcionar muy bien. También les pido un tejido transparente, o translúcido más bien, para lo que me recomiendan directamente el tul (material4), aunque advierten que no es muy resistente, por lo que finalmente decido probar también con una red rígida (material3). Me recomiendan también que hilo usar para realizar unas costuras que precisen ser tan resistentes, tiene que ser un hilo bastante grueso y potente.weg

Por último, me dirijo a la persona que conozco que mejor conoce las distintas costuras que hay y su resistencia, por llevar toda la vida trabajando con ellas: mi abuela. Ella me recomienda dos costuras muy resistentes, una doble y otra en cruz.

Sabiendo todo esto, me pongo a coser y a probar con todos los materiales y todas las técnicas recomendadas. La conclusión que saco es que excepto el tul, todos los materiales responden extremadamente bien a todo tipo de costuras. Para reflejar la compatibilidad de los tejidos con las distintas costuras, hago una tabla donde se muestren los distintos grados. Así como otra tabla donde se ve el comportamiento de los 4 materiales frente a parámetros de resistencia, impermeabilización, control de temperatura y su transparencia.

gwwgw

Todos estos parámetros se ven también en los esquemas realizados suponiendo un espacio cubierto con esos mismos materiales y viendo los resultados que tendrían modificando dicho entorno. No solo los climáticos, sino otros de percepción como el juego de luces y sombras que se darían, así como la transparencia, tan importante como dejarte ver o no el entorno en el que te encuentras, aislándote o conectándote con el lugar.

wbwbttSabiendo los datos climatológicos que investigué la semana pasada, solo queda que la tela cumpla estas prestaciones. Para concretar donde estaría el rango de confort, recurro a la gráfica de Givoni, donde se ve lo que él considera una zona de confort, entre 20 y 80% de humedad y 22 y 27 grados. Analizando la gráfica que se da a lo largo de un día en el Cabo de Huertas, de temperatura y humedad, grafío el rango medio en el que se encuentra la cueva en un día de noviembre, bastante por debajo de lo que Givoni propone, por lo que sería necesaria la aportación de radiación solar. Si estuviera por encima, como se podría dar en esa cueva cualquier día de verano, se necesitaría de ventilación.  También hay que contar con un factor externo, como es la aportación de calor según haya más o menos personas dentro, positivo en períodos bajo la línea de confort y negativo sobre ella, como ocurriría en horas puntas de verano.

sabrrCon todo esto, viendo que las telas, hilos y costuras son del todo resistentes y que el control climático se podría dar gracias a ellas, se podría realizar cualquier diseño que aproveche las características técnicas expuestas.

output_qvorbd
sombra1
output_wpv59e
sombra2
output_088vbd

Haga click para ver el pase de diapositivas.