Disfrutando de la intravención

p1070630

Esta semana continúa la intravención pero con un gran giro, la evolución: nuestra intravención ahora es un juego que invita a cualquiera que quiera jugar. Un juego que se basa en unos principios cuya raíz se halla en nuestra infancia. ¿Os suena pasar por un sitio sin pisar las líneas o ahora nos imaginamos que el suelo es lava?  Así de inocente comienza este juego, consistiendo en llegar a sentarse en la silla sin que atrapen los brazos ni las algas subacuáticas. En este caso los brazos serán las latas y las algas nuestras tiras de tela.

p1070573

Sin darse cuenta el participante está jugando con los flujos, las latas se agitan con las olas, las algas tienden a la marea y la sal y la erosión que se sienten en la silla. En el caso de las olas y la marea en el caso del participante con especial atención para conseguir el objetivo.

La potencia de la intraveción sobrepasa lo que nos esperábamos. Al iniciar su montaje todas las personas que pasaban alrededor se paraban a mirar, preguntar o a hacer fotos y a preguntarse qué está pasando en esa zona del mar.

Creo que ahora sí, y como parte de un juego, la variable del disfrute se ha llevado al extremo creando una actuación dinámica que no solo juega con los flujos mentados, también con el flujo de gente, la biodegradación y muchos otros que sin buscarlo forman también parte de esta intravención.

Como comprobaciones, la flotabilidad y funcionamiento del recorrido es muy similar a como lo pronosticamos y la estabilidad de la silla y el reclamo visual que supone también cumplen de sobra nuestras expectativas.

A continuación un detalle de la silla en sección y los elementos que hemos usado para formar el recorrido.

constructivosilla

latas

Como experiencia personal, la puesta en escena ya de por sí también fue todo un disfrute como muestran los vídeos y la escena de la persona haciendo padelsurf alrededor de la silla fue de lo más pintoresca. La arcilla de Jovi además se erosiona con mucha más velocidad de lo que pude apreciar en los transductores y tendré que revisar su funcionamiento teórico que ya creía haber estudiado. Aunque no sea una de las arcillas más relevantes ya que las principales son las resultantes de terracota y yeso. Pienso que una arcilla (que en teoría por composición es igual que la realizada a mano) que por el motivo que sea su descomposición sea notablemente más susceptible al flujo de la erosión que las otras es igual de interesante y útil para futuras actuaciones y obtenciones de datos.