20161028_Intravention 2.0

Nos encontramos otra vez en grupo para realizar una intravention, esta vez, la versión 2.0. Esto quiere decir, que debemos aprender de lo anterior, de lo realizado la semana pasada para ver como mejorar esa serie de estrategias para conseguir nuevas perspectivas sobre la playa, sobre los flujos, sobre, en este caso, cómo habitarlos.

Volvemos a pensar en aquello que manteníamos anteriormente, los flujos. Esa característica propia de la ola y como la dividíamos a modo de síntesis para analizarla por tramos, para cuantificarla, desde el momento que se genera todo el movimiento ondulatorio, hasta la consecuente rotura de la ola finalizando en un arrastre de agua y arena que va marcando la linea de costa, siendo esta completamente cambiante.

Ahora sin embargo, cabía pensar en como habitar ese sector, esa fracción de la playa que nosotros habíamos estudiado con detenimiento. Cómo llegar al disfrute, aún pudiendo ser este el de el escrupuloso análisis y toma de datos de la intravention 1.0, de una forma más directa más personal, con mayor participación del usuario.

Para llegar a esto, pensamos en generar un artefacto a una mayor escala de la que hablamos antes, más vistoso, y con mayor posibilidad de juego y dialogo tanto con el medio como con el usuario. En este caso, queríamos conservar el tema matricial y la modulación como cuantificadores, pero en este caso, en un segundo plano, pues repensando la modulación y la matriz podría darnos mucho más que solo mediciones.

Pensamos en la matriz, como una serie de módulos que pudieran ser intercambiables, que se fueran conectando y desconectando para generar geometrías diversas y, ya que el propio medio era de carácter cambiante, creímos necesario que nuestro objeto debía serlo. De esta forma, encontramos en la modulación, una forma fácil para generar esa matriz que nos pudiera permitir conectar los módulos para luego romperlo a la hora de conseguir geometrías deseadas.

Por medio de ello, descubrimos una forma de habitar el espacio, de colonizarlo. Generamos bloques hinchables cuadrados de 50 cm de lado que nos servían como módulo y que se podrían hinchar y deshinchar para ser transportados en grandes cantidades y con facilidad. Se tratan de bloques de plástico, en total 30, que forman una matriz de 6 x 5, que abarcaría unos 3 m x 2.5m , sin embargo, gracias a su tipología podrían cubrir espacios mayores intercambiando los módulos y dejando huecos entre ellos. En esta infografía podemos ver unos ejemplos de como sería el objeto.

piezas intravention 2.jpg

Esta idea nos hace pensar sobre los espacios, sobre el propio espacio de la playa y el mar. Nos imaginamos como estos módulos llegan a estar estandarizados y pueden ser usados por personas que van enganchando su propio módulo a una red ya creada y van generando un espacio público flotante, a forma de “orografía acúatica”, que sería cambiante y modificable por el propio usuario. También sostenible, ya que no deja rastro en la playa, no la altera.

Así pues, nos pusimos a ello. Tomamos el plástico y las herramientas para materializar nuestra idea, donde encontramos grandes dificultades en cuanto a la estanqueidad necesaria de nuestro objeto pero a su vez con un conducto de entrada para el aire. Esto lo resolvimos planchando pliegues del plástico y de esta forma quedaban herméticos. Mientras tanto, la entrada de aire era un tubo de plástico de pecera sellado y con un tapón que generaba nuestro prototipo de módulo hinchable. Mediante las imágenes se muestran las soluciones constructivas de ciertos detalles, como el enganche entre cada módulo, la forma de hincharlos y el borde hermético.

img_20161027_183229
img_20161027_183236

Una vez construido, decidimos llevarlo a nuestro ámbito de trabajo, la playa mencionada en la intravention anterior. Nuestra primera acción fue ordenarlo de forma matricial ya que sería la mejor geometría para manejar el objeto debido a su dimensión.

img_20161027_182656

img_20161027_183330
img_20161027_183316
img_20161027_183247

 

Sin embargo, nos encontramos con un fuerte temporal, con el cual no contábamos, que nos dificultó mucho la puesta a punto del objeto. El fuerte oleaje y el viento nos hizo prácticamente imposible disfrutar de nuestro objeto, azotándolo con fuerza llegando incluso a romper algún módulo.

whatsapp-image-2016-10-27-at-19-43-40
whatsapp-image-2016-10-27-at-19-43-31

 

A pesar de este final, algo amargo, nos quedamos con el afán de seguir con estas ideas. Con la matriz modulada e intercambiable que abarca grandes espacios siendo estos modificables y alterables por los usuarios que deben de experimentarlo.

Trabajo realizado con las compañeras: Isabel Castellanos y María Juan