La sal y el hormigón como transductor del mar

Mi siguiente paso ha sido plantear un transductor que pueda abarcar, y por lo tanto estudiar,  las máximas situaciones posibles para la mayor cristalización de sal sobre el hormigón en diferentes situaciones.

1.jpg

Primero he cogido muestras con un primer objeto de diferentes lugares de España, todos ellos relacionados con la utilización , cristalización e historia de la sal, las salinas de Torrevieja y  de Santa Pola. En estos terrenos de gran extensión con una lámina de agua procedente del mar madeterréneo, en concreto en Torrevieja, de la Costa de Torrevieja y de la Mata, y en Santa Pola, las playas del sur de Santa Pola.

Con esto he obtenido diferentes resultados, en primer lugar, aquellos objetos que he situado en las propias lagunas naturales han creado mas superficie de sal sobre el hormigón en 3 días. Esto se debe al agua que contienen las lagunas puesto que es agua con más cantidad de sal, por la evaporación y acumulación de sal que se genera tras la introducción de agua del mar en esos terrenos con tanta extensión.

Las piezas colocadas en la costa han generado cristalización de sal pero en menor cantidad. Dentro de las diferentes localizaciones elegidas para su estudio, he diferenciado gradientes de cristalización de sal. Una situación que se me planteó en varios de los lugares fue que según las características de las diferentes localizaciones obtenía resultados factibles para su estudio o los resultados no eran factibles para su análisis. Por lo que el estudio de estas localizaciones las he realizado con las muestras de agua obtenidas “in situ” pero el proceso lo he realizado en casa.

 

Tras este proceso de obtención de muestras de cristalización de sal, me hizo plantearme que mi transductor tenía que ser un objeto que cuantificase no solo la cristalización de la sal sino también todos aquellas situaciones que han hecho propicia la cristalización de esta en un lugar determinado.

20161011_141820.jpg

3

El objeto ahora abarcará 360º para así tranducirnos tanto aquellas zonas y características idóneas para la cristalización como aquellas no optimas. En aquellas zonas no optimas, obtendremos datos de las condiciones a las que se ha visto sometido el transductor, como puede ser viento, el soleamiento, lluvias, incluso contaminación en dichas playas, que han hecho que el proceso de las cristalización no se llevase a cabo.

El funcionamiento del transductor consiste en la deposición de agua de mar, transportada por las olas, en aquellas concavidades  que posee el transductor para el estudio de la cristalización de sal.

Por un lado las concavidades exteriores están situadas para que cuando  la ola  rompa con el objeto salpique y se deposite en dichos huecos para su posterior cristalización. El volumen central está dispuesto de tal forma que cuando la ola alcanza una fuerza que consigue sobrepasar el transductor, parte del agua se almacena en dicho volumen, cuya base es de hormigón, apareciendo la cristalización de la sal sobre este.

La envolvente del tranductor esta compuesta por acetato transparente, capaz de soportar las fuerzas de las olas en dichos puntos ya estudiados, puesto que la cúpula, del objeto primero, era del mismo material. Este “caparazón” permite tanto la captación como  la acumulación de calor producida en dicho lugar, que favorecería a la evaporación del agua del recipiente central.

Esta envolvente sirve también para el estudio de aquellas olas de menor fuerza, que no sobrepasan el transductor, pero que si alcanza la envolvente inclinada. Esto se resuelve con unas perforaciones en dicha envolvente para permitir la entrada de agua a diferentes alturas. Este agua se introducirá en un volumen creado también con una base de hormigón pero en el cual  la evaporación va a ser más lenta puesto que va ha haber más humedad, debido a que las perforaciones de entrada de agua son las mismas que las de salida de vapor de agua.

 

 

2

Una vez creado dicho objeto me dispongo a probarlo para ver los aciertos y errores cometidos, y si consigue su fin de obtención de datos en cuanto a la cristalización de la sal en un lugar determinado.

Tras estas pruebas sí he obtenido resultados positivos, pero me planteo cambiar algunos elementos de este transductor para su mejor funcionamiento en cuanto a obtención de datos.

-Elevación del transductor o ampliar la escala de este, puesto que las olas dejas muchas de las concavidades soterradas en el agua por lo que no cristalizan.

-Colocación de un rompeolas para conseguir mar salpicaduras de agua y que puedan alcanzar mas puntos del transductor.

-Cambiar material medidor para que marque tanto la altura a la que ha llegado el agua, en caso de que esta sobrepase el translucir, como la capacidad de la sal de crecer en altura.