‘Transduciendo’

Es hora de preparar nuestro transductor, es decir, un objeto técnico cuyo fin sea la transformación  de una energía entrante en otra distinta saliente.

Siguiendo la idea de analizar los flujos y corriente que se generan bajo la delgada frontera que separa la superficie del agua he querido darle una vuelta más de tuerca y ver como podía convertir esa energía cinética procedente de los movimientos de aguas submarinas y combinarlo con la que nos ofrece el viento.

bocetos

El transductor en cuestión se trata de una subestructura de madera (necesaria para mantenerse a flote y en equilibrio nuestro objeto) en cuyo interior alberga una rueda como si de un molino se tratase. Esta rueda va enganchada mecánicamente por ambos lados con cordones, que una vez la rueda comienza a girar por la energía de los flujos marinos, estos empiezan a girar sobre su eje longitudinal llegando un momento en el que comienzan a acortarse, y será precisamente en este momento cuando al realizar dicho movimiento levantaran a su vez dos pequeñas velas atadas al otro lado de cada cordón, que nos servirán para el nuestro objeto pueda desplazarse por la superficie del agua.

Es decir, nuestro transductor consiste en aprovechar la energía producida bajo la superficie del agua para poder mover el objeto por encima de ésta, a la vez que podemos mapear (como bien muestra el montaje de debajo) las zonas de agua que más nos convengan para saber si hay corrientes o no en ellas.mapeado-cala-fustera

A continuación, en el video realizo una prueba, pero como se puede observar, al estar en una piscina sin movimiento alguno bajo la superficie del agua, el objeto no es capaz de moverse, pero a la vez nos está indicando que se trata de una zona sin corrientes.