Entrega 1. 23092016

A lo largo del desarrollo proyectual, surgen una serie de solicitaciones por parte de lo diseñado que nos obligan a descartar o escoger aquello que más se adecue a lo solicitado. Entre estas solicitaciones, se encuentra la elección de materiales, y cuidado, porque es fácil equivocarse.

¿Qué material por su naturaleza tendrá las características óptimas para cubrir las necesidades de lo planteado?

Es por ello, que es necesario, conocer en gran medida el abanico de posibilidades disponible y la naturaleza de cada uno de ellos. Por naturaleza me refiero, a todo el conjunto de comportamientos que este tiene: ¿Cómo se comporta frente al medio? ¿Cuáles son sus capacidades mecánicas? ¿Tiene variedad cromática? ¿Es fácil de conseguir? ¿Es la mejor solución económicamente hablando? ¿Es medioambientalmente sostenible? ¿Se relaciona con los otros materiales que le rodean?  Y un largo etcétera.

Escoger el material idóneo, en ocasiones, es una ardua tarea. Pues es prácticamente imposible encontrar el material que cumpla con todo, a lo que comúnmente se cita como “Bueno, bonito y barato”.

Es por ello que han de surgir ciertas prácticas, ciertas pautas a realizar con tal de simplificar el proceso. Durante mi proceso proyectual personal, acostumbro a realizar ciertos procedimientos. Por ejemplo, me parece de gran utilidad hacer un gran repaso sobre las respuestas arquitectónicas que han surgido a lo largo de la historia en ese mismo medio en el que estoy trabajando. ¿Qué soluciones materiales han proyectado otros en este mismo lugar y con características similares a las que se me solicitan? Si estoy construyendo en el propio desierto, ¿Qué clase de arquitecturas predecesoras surgieron? Al fin y al cabo, es un ejercicio de síntesis que viene dado por el gran número de características requeridas por el material.

En mi caso, me gustaría hablar del curso anterior, puesto que este me ayudó a desarrollar esos procedimientos de los que hablo. El proyecto planteado, surgía como respuesta a la necesidad de generar un refugio en uno de los 13 climas que están presentes en nuestro planeta para un usuario indicado, teniendo que generar así una dualidad usuario-medio. El clima que me correspondía era el árido, y mi refugio, acabó situándose en el desierto arábigo. Enseguida pensé, la arena, como prácticamente único material del que dispongo en abundancia debe ser una pieza clave en mi refugio. Empecé a pensar en cómo usar la arena, y finalmente, no fue un material de construcción en sí mismo, sino que a su vez fue una respuesta estructural, térmica y mecánica. Utilicé la arena como ayuda en el conjunto estructural generando una mejor respuesta frente al vuelvo semi-enterrando la estructura, que a su vez, generaba una gran inercia térmica como respuesta a los grandes cambios de temperatura día/noche. A su vez, fue utilizada en varios mecanismos interiores como contrapeso con el fin de ahorrar energía.

construcción.jpg

Proceso constructivo refugio.

De esta manera pude llegar a la reflexión, de que la materia dentro de la arquitectura puede cumplir una función más allá de lo estático, de las cuatro paredes y el techo. La materia es cambiante e influye en gran medida en nuestra arquitectura, ya sea generando atmósferas diversas o soluciones constructivas y/o proyectuales.

refugioFoto montaje refugio

Otra forma de indagar entre materiales, la cual forma parte del proceso proyectual y que no por ello deja de ser importante es a la hora de generar maquetas o artefactos de trabajo como herramienta para llevar a cabo el proyecto, dotarle ya de cierta materialidad mientras se está desarrollando.  En este caso sí, surgen gran número de recursos que he usado a lo largo de ciertos cursos, desde los más plásticos a los rígidos, desde los más opacos a los más transparentes. Encontramos materiales clásicos como cartón pluma, cartulina, papel, madera de balsa, silicona, acetato, metacrilato, óleo, alambre… hasta materiales menos comunes como el PLA, el yeso, la arcilla, gran variedad de tornillos y tuercas, tubos de PVC transparentes y translucidos, bombillas, cristal, elementos reciclados de todo tipo…

maqueta.jpg

Maqueta refugio

A pesar de no compartir grandes rasgos todos estos materiales, sí que comparten por lo menos uno, pues son la solución a ciertas solicitaciones a lo largo del proceso proyectual.

Powered by WPeMatico