?

Pasados cuatro cursos de Arquitectura, echamos la vista atrás y sin darnos cuenta descubrimos los protagonistas de nuestros proyectos. Los protagonistas de nuestras ideas.

En mi caso, como material común en todos mis proyectos: la naturaleza. Consciente o inconscientemente, siempre intento conectar lo máximo posible la naturaleza con el edificio, la naturaleza con el habitante, con la persona; y de este modo, hacer más humana la construcción.

Al principio, esta conexión la hacía mediante un sentido: la vista. Conseguía espacios donde se podía ver la naturaleza, en la lejanía o a la vuelta de la esquina. Lugares que, aun estando dentro, te sintieras fuera. Alejado de la ciudad, del ruido, de lo artificial.  Esto se lograba con un material: el vidrio. Grandes ventanales cubrían la cara del edificio en donde se podía apreciar el río, las altas montañas o el profundo bosque.

Posteriormente llegó el tacto, edificios en contacto directo con la naturaleza, lugares donde la puedes tocar, donde la puedes sentir. Espacios exteriores-interiores, dentro del edificio, dentro de la naturaleza.

Y a su vez, el oído. Un lugar en calma, un claro en medio de la jungla. Donde solo puedas escuchar el ruido de la tierra.

Y por consiguiente, el olfato, el olor a hierba recién cortada, el olor a otoño, el olor a mar… Un lugar para disfrutar con todos los sentidos. Era, por tanto, la naturaleza el material protagonista.

Y no solo lo verde, sino lo transparente. El agua aparece en muchos de mis proyectos. Como señal de movimiento y a la vez de tranquilidad. He tenido la suerte de que muchos de mis proyectos estuvieran ubicados en Ourense, capital termal de Galicia, donde el agua es el protagonista de la ciudad, donde todo el pueblo la disfruta a diario, gracias a las termas y demás afloramientos de agua a lo largo de la provincia. Gracias a ello, he podido aprender a utilizar el agua como un material más, ya sea proyectando una fuente o un balneario.

Pero también aparecen, como no, materiales como el pétreo hormigón, el resistente acero o la delicada madera. Pero más que protagonizar directamente el edificio, lo que hacen es ser meros medios de transporte hacia un fin, el de conseguir un edificio con apariencia ligera, sobrio, discreto y casi natural. Es por ello, que predominan las fachadas de madera o piedra dentro de mis proyectos.

Más protagonista es, y esto sí que inconscientemente, el color. O su ausencia. En todos mis proyectos priman los colores neutros, tonos tierra suaves, que logren el mínimo impacto visual en el entorno, y que intentan así, que el edificio sea un árbol más dentro del bosque.

Por todo esto, he decidido experimentar con los materiales que más he usado, intentando conocerlos más y lograr enriquecer mis proyectos con ellos.

agua
agua2
arbol1
arbol2
arbol3
balne1
balne2
comu1
comu2
iaco1
iaco2
paseo1
paseo2
paseo3
plana1
plana2
plana3
plana4
ultimo1
ultimo2
ultimo3
ultimo4
ultimo5

 

 

Powered by WPeMatico